Ortodoncia

La corrección de la mordida conlleva importantes beneficios funcionales y estéticos. Hoy en día los tratamientos son cada vez más discretos y poco invasivos.

 

PIDE CITA

 

 

Ortodoncia

La Ortodoncia es una especialidad odontológica que estudia, previene y corrige las alteraciones del desarrollo, las formas de las arcadas dentarias y la posición de los maxilares, con el fin de restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y de la cara, mejorando también la estética facial.

La Ortodoncia enfrenta problemas que van mucho más allá de la colocación individual y pormenorizada de las piezas dentarias, como la corrección de alteraciones de los maxilares, de la cara y, sobre todo, de los trastornos funcionales de la masticación.

Los ortodoncistas del Institut Maxil•lodental del Vallès tratan una amplia variedad de maloclusiones o posición incorrecta de los dientes en su arcada correspondiente, y se especializan en ortodoncia convencional, infantil, lingual, invisible, y otras técnicas.

Ortodoncia tradicional

La ortodoncia tradicional son aparatos adheridos a los dientes que consisten en correctores metálicos o de cerámica que corrigen la mal posición dental mediante unos arcos metálicos que se ajustan progresivamente hasta que los dientes alcanzan la posición deseada.

Aunque este tipo de tratamiento es el más accesible con respecto a técnicas más modernas, es también el más visible, ya que los brackets (las piezas que van pegadas a los dientes) están adheridos a la cara frontal del diente. No obstante, existen materiales menos visibles que el metal, como la porcelana, que minimizan el impacto visual del aparato.

La duración del tratamiento depende de la gravedad del problema a corregir, donde los tratamientos más sencillos van desde los 12 meses hasta 24 meses para los casos más complicados, y excepcionalmente, 36 meses.


Cabe destacar que, sea cual sea el tratamiento de ortodoncia elegido, al finalizar este, el paciente deberá llevar unos aparatos llamados retenedores, cuyo fin es mantener los dientes en posición y evitar que vuelvan a descolocarse. Para ello, existen diferentes formatos de retenedores: los removibles, que se recomiendan para las horas de sueño, y la retención fija, que es un arco metálico cementado en la parte posterior de los dientes, y que es prácticamente imperceptible para el paciente una vez colocado.

Ortodoncia Invisible

Invisalign® es el tratamiento de ortodoncia invisible más utilizado en el mundo. Se trata de una técnica de ortodoncia estética con alineadores transparentes que son prácticamente indetectables a la vista.

¿EN QUÉ CASOS SE INDICA EL USO DE ORTODONCIA INVISIBLE?

Está indicado para corregir una gran variedad de problemas de alineación de las piezas dentales, desde pequeños movimientos dentales hasta casos más complejos. Este tratamiento permite la alineación dental en prácticamente todos los casos de maloclusiones, excepto en aquellos casos donde el paciente presente maloclusiones muy severas, que requieran un movimiento importante de la raíz dental. Puede utilizarse tanto en pacientes jóvenes como adultos.

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO CON ORTODONCIA INVISIBLE?

Es muy sencillo, este sistema endereza los dientes mediante una serie de alineadores prácticamente invisibles y extraíbles que se fabrican a la medida de cada paciente. Los alineadores se cambian cada dos semanas durante la duración del tratamiento, para lograr que sus dientes se muevan de forma gradual hasta alcanzar su posición ideal.

Para alcanzar los resultados deseados, el paciente debe mantener una excelente higiene dental, además de utilizar los alineadores transparentes entre 20 y 22 horas al día, como mínimo.

PASOS PARA EL TRATAMIENTO DE ORTODONCIA CON ORTODONCIA INVISIBLE

El primer paso es hacer una impresión de sus dientes para generar un modelo 3D. A continuación, se diseña un plan de tratamiento detallado donde se muestran los movimientos previstos para sus dientes a lo largo del tratamiento, para que pueda ver el resultado final incluso antes de empezar.

A partir de este plan de tratamiento se crearán sus alineadores transparentes y podrá iniciar el tratamiento. Durante este tiempo, tendrá citas de seguimiento ocasionales para controlar sus progresos y hacer ajustes, en caso de que sea necesario.

El tiempo necesario para completar el tratamiento es distinto para cada paciente, y depende de la complejidad del problema a corregir.

¿QUÉ VENTAJAS TIENE LA ORTODONCIA INVISIBLE FRENTE A UNA ORTODONCIA CONVENCIONAL?

  • Gracias a sus alineadores transparentes, Invisalign® es prácticamente imperceptible, por lo que es la única opción de ortodoncia para aquellas personas que desean alinear sus dientes sin alterar su imagen.
  • El tratamiento es muy cómodo y poco invasivo, ya que no requiere que el paciente lleve alambres ni metales en su boca, por lo que no hay irritación o cortes intraorales como sucede frecuentemente con la ortodoncia convencional.
  • Los alineadores transparentes son fácilmente extraíbles, por lo que el paciente puede continuar comiendo y bebiendo con normalidad.
  • La higiene y la limpieza diaria de la boca se pueden realizar también con completa normalidad, tanto el cepillado como el uso de hilo dental. En casos donde existe ortodoncia convencional, es imposible utilizar hilo dental, por lo que se favorece la acumulación de restos de comida entre los dientes.
  • Al contrario que una ortodoncia convencional, la ortodoncia invisible es perfectamente compatible con coronas y puentes dentales.

Ortodoncia Lingual

Los brackets linguales suponen el método de ortodoncia más discreto del mercado. Igual de efectivo que otros sistemas, es el procedimiento elegido por aquellos pacientes que valoran el aspecto estético sobre otros aspectos, ya que, en este tipo de ortodoncia, los brackets se colocan en la cara interna del diente.

La ortodoncia lingual, como la tradicional, puede corregir cualquier tipo de problema de oclusión: apiñamiento, mordida abierta, mordida cruzada, sobremordida, etc.

Una de sus mayores ventajas es que este tipo de ortodoncia es el único que garantiza una invisibilidad completa, además de un tratamiento completo sin tocar el esmalte dental. Por otro lado, este tratamiento presenta algunas desventajas, como un período de adaptación más largo que con la ortodoncia tradicional, ya que la lengua tiene que acostumbrarse a la presencia de los brackets, una posibilidad más alta de sufrir de llagas orales debido al roce del aparato con la mucosa, y finalmente, al estar en la parte trasera de los dientes, la higiene oral resulta más dificultosa, por lo que es preciso recurrir a un waterpik para llegar a todos los recovecos que se forman entre el aparato y los dientes.

El tratamiento funciona asimismo como la ortodoncia tradicional, es decir, a través de la aplicación de una fuerza suave y continua sobre los dientes para colocarlos en la posición deseada, y puede tomar de 12 hasta 36 meses, dependiendo de la gravedad del caso.