Odontología infantil

Desde el nacimiento hasta los 6 años, hay que tener cuidado de los dientes temporales y, a partir de los 12 años, hay que controlar el final de la dentición mixta y el inicio de la definitiva.

 

PIDE CITA

 

 

Odontología infantil

La Odontología infantil, u odontopediatría, es la rama de la odontología que se encarga de tratar los dientes de los niños, desde el nacimiento hasta los 12 años cuando el desarrollo dental es definitivo. 

En esta etapa es vital mantener un control de la estructura esquelética facial del paciente detectar cualquier anomalía, y en caso de que sea necesario, derivar a un ortodoncista o cirujano maxilofacial.

Además, el odontopediatra se encargará de realizar un tratamiento restaurador en caso de caries dental, informar sobre procedimientos de higiene oral, y detectar de manera temprana los malos hábitos bucales, con el fin de reeducar al paciente para conseguir un crecimiento sano de sus dientes.

¿Por qué no es lo mismo un odontopediatra que un odontólogo de adultos?

La principal diferencia entre la odontología habitual y la odontopediatría en el tratamiento de caries es la presencia de los dientes temporales o de leche en los niños lo cual hace que el tratamiento cambie, de forma que las lesiones ocurridas en la dentición temporal se tratarán de una manera menos conservadora y más agresiva que las ocurridas en los dientes permanentes, para evitar que, en el peor de los casos, se pudiera dar un tratamiento insuficiente a un diente temporal que luego repercutiría en su sucesor.

La primera visita al odontopediatra se recomienda cuando se cumple el primer año de vida. Las revisiones y los tratamientos deben adaptarse a la conducta y a la edad del niño o de la niña. Nuestros especialistas están especialmente preparados para que la visita al dentista no sea “traumática” para los niños y ofrecer una experiencia amigable.

 

Además de ello es importante cuidar los dientes desde su erupción (entre los 4 y los 12 meses), es un mito pensar que como se caerán no hay que cuidarlos, ya que los dientes de leche mantienen el espacio de los dientes definitivos y una buena salud de los dientes de leche contribuye a prevenir problemas dentales en la vida adulta.