Cómo saber si soy bruxista

El bruxismo es un movimiento o apretamiento de la mandíbula, normalmente involuntario, que puede ocurrir durante el día o la noche, incluso en ambos, y que hace que durante horas apretemos, frotemos o golpeemos los dientes.

Este problema puede precipitarse o agravarse por el estrés o una mala oclusión, y para la mayoría de las personas es un hábito inconsciente, de ahí que debamos estar atentos a las siguientes señales para saber si somos bruxistas:

  • Despertar con dolor en los músculos faciales o dolor de cabeza o cuello.
  • Dientes desgastados o con el esmalte fracturado, hay que estar atentos sobre todo a aquellos dientes que no intervienen en la masticación.
  • Hipersensibilidad dental debida a la pérdida de esmalte.
  • Sonido de rechinado durante la noche, que puede ser fácilmente escuchado por quienes duerman próximos a ti.
  • Hinchazón (ocasionalmente) en el lado de la mandíbula inferior causado por el rechinado

Si padeces alguno de estos síntomas es posible que seas bruxista. Es tiempo de visitar a tu dentista, ya que, si no se trata, el bruxismo puede provocar que los dientes duelan o se aflojen y a la larga lleguen a un desgaste extremo, o incluso literalmente a pulverizarse o desmoronarse. Además de destruir el hueso que soporta el diente y causar problemas de articulación, tales como el síndrome de la articulación temporomandibular.

Dependiendo de las causas de tu problema, nuestras especialistas podrán proponerte el mejor tratamiento para dejar de apretar los dientes, aunque buscar maneras de relajarnos y reducir el estrés es siempre una buena forma de minimizar los efectos del bruxismo.

PIDE CITA CON UNA ESPECIALISTA